Cómo hacer la trazabilidad de un producto

Gracias a los sistemas de trazabilidad de productos es posible conocer en cualquier momento el origen y ubicación de cualquier producto y las materias primas que lo componen. La trazabilidad tiene como fin poder localizar cualquier producto o materia prima dentro de la cadena de suministro. Además, permite inmovilizar y retirar cualquier producto en caso de que surjan problemas de calidad. 

La trazabilidad es cada vez más común, tanto por necesidades logísticas como por exigencia de clientes y proveedores. De hecho, hay sectores que ya disponen de una legislación específica para garantizar el adecuado control de la trazabilidad de los productos. Es el caso del sector alimentario, que tiene como obligación llevar la trazabilidad de todos los productos desde el 2005. Otro caso a destacar es el de la industria farmacéutica.

El concepto de trazabilidad alude al seguimiento de todo el proceso de producción, procesado y distribución de un producto, desde el aprovisionamiento de las materias primas para su fabricación hasta su llegada al consumidor final.

Para lograr una buena trazabilidad es muy importante contar con un buen sistema de identificación para los artículos o lotes de artículos, estos suelen basarse en códigos identificativos. También será vital contar con una herramienta de captura de datos que registre toda la información acerca de las materias primas, datos de planta, productos y almacenes.

Trabajar con un buen sistema de trazabilidad de producto ayuda a cumplir con:

  • La garantía de calidad: trazar cada proceso reduce drásticamente el número de errores, lo que permite asegurar la máxima calidad de los artículos para el cliente final. Cuando se detecta una materia en mal estado, se puede rastrear e identificar qué producto final ha sido elaborado con la mercancía afectada y así poderlo retirar rápidamente del mercado.
  • Los estándares de higiene: todo procedimiento de trazabilidad de producto debe tener en cuenta la efectividad y la higiene en cada etapa logística.
  • Seguridad en el cumplimiento de la normativa vigente: la trazabilidad de producto facilita comprobar que se cumple con la legislación específica de cada proceso de diseño, fabricación y distribución de producto.

Para poder llevar a cabo la trazabilidad y cumplir con lo detallado anteriormente resulta esencial contar con un software ERP, como es el caso de Business Central.

En el módulo de trazabilidad de Business Central, lo habitual es agrupar los productos por conjuntos llamados lotes o series. Cada uno de ellos genera una numeración única que debe incluirse en la etiqueta de cada uno de los productos pertenecientes a dicho lote o serie.

Así, una vez definidos los productos con seguimiento por nº de lote o nº de serie y realizados los movimientos y procesos se podrá realizar la trazabilidad desde las entradas hasta la salida pasando por todas las etapas intermedias y viceversa, pudiendo realizar el seguimiento desde origen a uso y desde uso a origen.

Esto permite por ejemplo desde un producto terminado consultar que materias primas se utilizaron y luego desde esa materia prima buscar en que otros productos o procesos se utilizó, permitiendo así solventar cualquier posible problema y garantizando un correcto funcionamiento y control.

Cada vez son más los actores que demandan conocer en detalle cada etapa de la cadena de suministro, por ello la trazabilidad requiere de herramientas que registren la información de manera precisa y rápida, proporcionando un control más óptimo y mayor grado de seguridad para el consumidor final.