ASM lidera un nuevo proyecto de IA en la industria alimentaria

proyecto

ASM acaba de presentar su ambicioso proyecto en red.es, entidad pública adscrita al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a través de la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial. El proyecto, AI4F3 Artificial Intelligence for the Future Food Factory ha sido enmarcado en su convocatoria de ayudas destinadas a proyectos de investigación y desarrollo en inteligencia artificial y su integración en las cadenas de valor.

Durante su ejecución se desarrollará un módulo de análisis de datos de fábrica dotado de Inteligencia Artificial, plenamente integrado en la plataforma asmCore, desarrollada por ASM.

AsmCore es una plataforma modular dedicada a la digitalización de la Gestión de Operaciones de Fabricación (MES-MOM), al Control y Optimización de Operaciones y Procesos en tiempo real (RTPM) y al Manufacturing Intelligence (MI). Ha sido concebida desde su diseño, como una herramienta para las PYMES, que comparten las necesidades y retos de las grandes industrias, pero que poseen una capacidad de inversión mucho más limitada. Actualmente está desplegada en empresas de varios sectores industriales y geográficos, aunque principalmente en el sector alimentario, y en países como España, Chile, Portugal o la República Checa.

Así pues, AI4F3 implementará tecnologías de Inteligencia Artificial que analizarán en tiempo real la información recogida durante los procesos de fabricación, y la convertirá en conocimiento, para proporcionar decisiones predictivas y prescriptivas, cuya ejecución en planta optimice los costes de fabricación.

Para ello ASM cuenta con dos compañeros de viaje tan relevantes en el mundo de la Inteligencia Artificial y del sector de la Alimentación como Gradiant y Mascato Salvaterra.

Gradiant aportará todo su conocimiento y expertise como centro tecnológico, en tecnologías como Machine Learning, Deep Learning, Redes Neuronales o IIOT, incluyendo autoaprendizaje AutoML.

Por otro lado, Mascato ejercerá de stakeholder, validando en sus instalaciones los resultados del proyecto y aportando toda su experiencia en procesos críticos como el envasado, el pesaje o los retos del mantenimiento predictivo, pues las pérdidas relacionadas con la materia prima (defectos, rechazos, reprocesos, infra y sobredosificación) y del mantenimiento integral, representan entre el 70% y el 80% de los costes de operación de la industria alimentaria.

Queda un duro trabajo por delante, pero para todos aquellos que estéis interesados en el desarrollo del proyecto y en sus logros, estad atentos a nuestras publicaciones porque están planificadas varias actuaciones de difusión.