Tendencias tecnológicas para mejorar la productividad en planta

La tecnología está teniendo un profundo impacto en la forma en que la industria manufacturera desarrolla, produce y distribuye los productos que produce. En este post damos un repaso a las tendencias tecnológicas más importantes que emplean líderes de la industria y en qué aspectos principales colaboran a mejorar la productividad en planta.

Digitalización de la Fábrica

Operar “de la forma en que siempre lo hemos hecho» ya no es sostenible. Las operaciones manuales son lentas, costosas y propensas a errores. La digitalización de la planta puede y debe aumentar la productividad y ayudar a las empresas a responder mejor a las necesidades de los clientes.

Industrial Internet of Things (IIoT)

La irrupción de “El internet de la cosas aplicado a la industria (IIoT)” ha reducido significativamente las barreras de entrada y los requisitos de infraestructura para la transformación digital en la fabricación. Los dispositivos inteligentes permiten además de supervisar el rendimiento de la producción, garantizar el mantenimiento adecuado de los equipos, contextualizar aún más la trazabilidad y optimizar la cadena de suministro.

Trazabilidad y Cumplimiento de Auditorías

Las tecnologías de captura electrónica de datos mejora la velocidad y eficacia de los programas de trazabilidad, aspecto crucial en algunas industrias, como la alimentaria. Esto permite a las empresas responder de forma más rápida, proactiva y con mayor confianza cuando surgen problemas de calidad.

Análisis de datos para toma de decisiones

Las soluciones de Manufacturing Intelligence han evolucionado hasta convertirse en herramientas de análisis de datos en tiempo real que proporcionan inteligencia procesable, de modo que los responsables de la toma de decisiones pueden tomar medidas más acertadas y más rápidamente, para mejorar su negocio.

Visión global de la empresa

La visión global de toda la organización es fundamental para alinear las prioridades, objetivos y métricas de la empresa. Los líderes de la industria están experimentando mejoras significativas al adoptar un enfoque centralizado en la gestión de datos de la empresa.

Traksys

La plataforma para la gestión y optimización de operaciones de producción.

Traksys

La plataforma para la gestión y optimización de operaciones de producción.

Fabricación orientada a la demanda

La demanda de los clientes es el componente más importante para determinar el mejor uso del capital de trabajo, la capacidad operativa y los recursos disponibles en fábrica. Por lo tanto, la demanda de los clientes debe ser el motor que determine la planificación de la cadena de suministro.

Afortunadamente, algunos softwares MOM (Manufacturing Operations Management) con visión de futuro están respondiendo a estas estrategias de la cadena de suministro mejorando sus aplicaciones para lograr algo más que el rendimiento en la entrega, haciéndolo más adaptable y esté más orientado a la demanda real del mercado.

Optimización de la Cadena de Suministro

Los fabricantes están mirando cada vez “más allá de sus cuatro paredes»; para reducir los inventarios, acelerar los tiempos de entrega, reducir los costes y mejorar la satisfacción del cliente a través del software. Los software MOM permiten centrarse en objetivos estratégicos como la colaboración en la nube, la integración de múltiples estrategias de cadena de suministro, la planificación basada en escenarios y la automatización de las solicitudes de reposición junto con el análisis para alinear mejor la cadena de suministro con las circunstancias actuales del mercado.

Conoce más acerca de TrakSYS

El complejo mundo de la fabricación necesita soluciones inteligentes y ágiles para que funcione eficazmente. TrakSYS es un versátil sistema de gestión de operaciones de fabricación que le permite planificar, programar y ejecutar eficientemente, a la vez que proporciona inteligencia procesable en tiempo real en toda la empresa para resolver sus problemas operativos más complejos.

TrakSYS ayuda a los fabricantes a maximizar la utilización y eficiencia de los activos, aumentar la capacidad sin necesidad de nuevos equipos de capital, reducir los costes de producción, disminuir el tiempo de entrega y mejorar la rentabilidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *