7 claves para la Industria alimentaria 4.0. El camino hacia la «fábrica inteligente»

industria alimentaria 4.0

El sector alimentario es un sector altamente competitivo, con una alta complejidad de la cadena de valor, a pesar de cual se ha ido adaptando a los nuevos tiempos. La evolución en adaptación de productos a las preferencias de los usuarios, junto con un proceso de fabricación cada vez más innovador, son factores que han contribuido en los últimos años a una mayor competitividad de la industria alimentaria.

El principal reto al que se enfrentan las empresas de la industria alimentaria es la búsqueda de la optimización de sus operaciones, dado el crecimiento en variabilidad de productos, los ciclos de producción más cortos, la mayor de materiales empleados y el mayor número de proveedores en juego. Este nuevo escenario obliga a gerentes y directores de fábrica a tener un control absoluto de lo que sucede en planta, y tenerlo prácticamente en tiempo real.

Esta búsqueda de la eficiencia operativa es difícil si los sistemas de información no están centralizados, y el área de producción no se «habla» con el área financiera y analítica. En un entorno descentralizado se antoja muy difícil recopilar, analizar y utilizar datos para optimizar la productividad del negocio.

Es en este entorno en el que la Industria 4.0 ha ayudado a revolucionar la forma de trabajo. Las máquinas adquieren más y más inteligencia, y la recogida de información en planta es una realidad totalmente viable tecnológicamente. Las empresas de la industria alimentaria pueden obtener una visión global e información en tiempo real para la toma de decisiones implementando soluciones MES (Manufacturing Execution System) que permita la recogida de datos en planta y la conexión con el área de negocio.

En este post, repasaremos 7 funcionalidades clave que debe permitir cualquier sistema MES para facilitar la transición hacia la industria 4.0 en el sector alimentario.

Traksys

La plataforma para la gestión y optimización de operaciones de producción.

Traksys

La plataforma para la gestión y optimización de operaciones de producción.
Más información >

1. Indicadores de eficiencia productiva

La monitorización de las líneas de fabricación para el cálculo de la eficiencia productiva es una de las funcionalidades requeridas por la industria alimentaria. El principal KPI de productividad utilizado es la OEE, que permite conocer mediante la disponibilidad, el rendimiento y la calidad la efectividad con la que se está realizando la fabricación.

 

2. Controles de calidad

En un entorno con una legislación cada vez más exigente en lo referente a seguridad alimentaria y calidad, la digitalización de los controles de calidad resulta clave para cumplir de forma óptima con estándares de calidad de la industria.

Entre la funcionalidad se puede destacar la gestión y planificación de las tareas de calidad, el Control estadístico por atributos (defectos, conforme / no conforme) y variables, los indicadores de capacidad: Ppk, Cp, Cpk, Cm, Cmk, Dp.

Una de las principales ventajas de la digitalización del control de calidad es que permite la generación de alertas en tiempo real cuando los valores salen de fuera de especificaciones.

También resulta interesante el control estadístico predictivo, mediante gráficos de control, que permite corregir el proceso antes de llegar a salirse de las especificaciones.

 

3. Trazabilidad

La trazabilidad de los productos a es un requisito básico en toda la industria, que garantiza la seguridad alimentaria y la calidad.

Si bien a nivel de lote se suele gestionar en el ERP, el detalle de los movimientos de los materiales en fábrica, sus ubicaciones intermedias durante el proceso productivos y el registro en el momento del consumo se debe gestionar desde el sistema MES, responsable de la ejecución de la fabricación.

Además, el sistema MES puede integrarse con diferentes tecnologías de identificación como los códigos de barras o el RFID para automatizar la identificación de los materiales.

 

4. Control de personal en puesto

El control del personal en puesto, que permite conocer que persona está en cada uno de los diferentes puestos, y el total de horas que han de imputarse a las diferentes órdenes de fabricación es crítico en la industria alimentaria desde dos perspectivas:

  • Control de horas efectivas por orden de fabricación, es decir, desde una perspectiva de costes, conocer realmente los recursos humanos utilizados en la fabricación de los distintos productos.
  • Registros y trazabilidad de las operaciones realizadas en cada puesto y la gestión de formación, polivalencia y limitaciones del personal para cada puesto. Esta es una perspectiva de calidad y gestión de los RRHH.

Traksys

La plataforma para la gestión y optimización de operaciones de producción.

Traksys

La plataforma para la gestión y optimización de operaciones de producción.
Más información >

5. Tareas de mantenimiento

Dentro de la funcionalidad de un sistema MES en el apartado de mantenimiento podemos destacar:
  • Gestión y planificación de tareas de mantenimiento.
  • Alertas automáticas a mantenimiento al detectarse averías.
  • Control de los tiempos de respuesta, de reparación y de puesta en marcha.
  • Validación de las causas técnicas de las paradas.
  • Análisis de causas de averías. MTBF, MTTR.

 

6. Visibilidad de consumos de energía y agua

En la industria alimentaria, el consumo energético, ya sea electricidad para los compresores de los equipos de frío o combustibles fósiles para las calderas, tiene un peso importante en el presupuesto de fabricación.

Un sistema MES permite:

  • Monitorización del consumo de energía eléctrica y térmica. 
  • Integración con sistemas de generación.
  • Control del consumo de agua y aire comprimido.
  • Cálculo de KPI de consumo de energía por unidad fabricada.

7. Manufacturing Intelligence

Inteligencia para la toma de decisiones

TrakSYS™, como plataforma integral MES-MOM, recoge los datos de producción de forma automática o manual en tempo real. Dispone de herramientas de análisis de datos (Analytics) para que la información clave pueda ser utilizada para ir más allá del cumplimiento de estándares, sirviendo de base para la toma de decisiones estratégicas de mejora continua de la calidad y la productividad a corto, medio y largo plazo.

  • Análisis dinámicos, en tiempo real o de históricos, de toda a información de la fábrica. 
  • Análisis de forma intuitiva de los datos para obtener las causas que reducen la productividad.

En ASM tenemos más de 10 años de experiencia en la implementación soluciones de gestión de operaciones en TrakSYS, una plataforma unificada con múltiples características totalmente integradas, lo que marca la diferencia en la forma en que se pueden crear, implementar y mantener soluciones MES eficaces, rápidas y económicas..