Gracias por 31 años juntos

El mercado laboral actual se caracteriza por la alta rotación y el trato cada vez más frio o distante entre la dirección y los empleados o entre los propios empleados entre sí. Las personas cambian constantemente de trabajo y eso les impide crear lazos y vínculos que permitan considerar a la empresa como una familia. Esto es tan importante como disponer de un buen producto o una gran experiencia en el mercado, puesto que solo así se puede conseguir que en una empresa todos vayan en la misma dirección y que el trabajo y el día a día se haga de la mejor forma posible.

Pese a esta tendencia, hay algunas excepciones que la contradicen y que demuestran que es posible llevar a cabo toda la vida laboral, o por lo menos una gran parte de ella,  en la misma empresa y poder así llegar a forma parte de su historia. Hoy os queremos hablar de una de estas excepciones, una muy especial para nosotros, nuestro compañero Pablo Moa, que tras 31 años dedicados a ASM Soft se prejubila.

En estos 31 años, Pablo no solo ha desempeñado un trabajo ejemplar, el cual nos ha ayudado a crecer hasta lo que somos en la actualidad siendo una parte fundamental del proceso, sino que ha colaborado a formar esta familia que es ASM con su simpatía y cercanía.

Pablo ha influenciado con su experiencia y saber hacer en muchos compañeros durante todos años permitiéndoles aprender y mejorar y siempre ha estado ahí para cualquier cosa que pudiesen necesitar.

Siempre es difícil despedir a algún compañero, pero más aún cuando es una persona que ha formado una parte tan importante de nuestra historia, pero la vida es un constante cambio y no nos queda más que esperar que en el futuro podamos disfrutar de más compañeros como Pablo, que aporten durante tanto tiempo a nivel profesional y humano, aunque sabemos que no será sencillo, puesto que personas así no se encuentran con facilidad.

De parte de todo ASM muchas gracias por todo tu trabajo y entrega y por los buenos momentos vividos a lo largo de todos estos años, y esperamos de todo corazón que disfrutes de este más que merecido descanso, te lo has ganado.