¿Está su fábrica preparada para las tecnologías digitales más vanguardistas?

Como vimos en el post de la semana pasada, las tecnologías disruptivas han llegado para quedarse. Para saber si su fábrica está lista para su implantación es conveniente poner un poco de orden en la vorágine de digitalización y aplicación de Inteligencia Artificial, que desde hace dos o tres años invade todos los medios.

Así que, antes de iniciar el proceso de digitalización, un poco de calma. Como toda nueva tecnología requiere ciertas condiciones previas de actualización de la fábrica para que su implementación resulte un éxito.

Supongamos una industria mediana, por ejemplo, una industria del sector alimentario y veamos cuál es la situación actual del sector:

Gestión del Negocio, ERP

Hoy en día casi todas las PYMES disponen de un ERP para la gestión del negocio, sin embargo, en la mitad de ellas se usan ERPs locales, generalmente sin módulos de fabricación, planificación y gestión de almacén, o si cuentan con ellos, estos son muy básicos.

Gestión de Fabricación, MES-MOM

Aproximadamente el 60% NO disponen de un sistema MES y sólo cerca del 20% de estas recogen algún dato de forma automática. El resto es introducido manualmente a partir de albaranes, con el agravante de que su ERP no está preparado para gestionar los datos de fabricación al carecer de los módulos necesarios. Como resultado se obtiene que el volumen de información recogida es insuficiente para una buena gestión de fabricación.

Fábricas poco o parcialmente digitalizadas

¿Es posible que una empresa mediana, poco o parcialmente digitalizada pueda realmente implantar Machine Learning o un Gemelo Digital, tan de moda actualmente? La respuesta es NO, dado que estas empresas se encuentran todavía en una fase previa, una fase que tenía que haberse finalizado hace una década pero que por algún motivo ha quedado estancada.

Basado en nuestra experiencia de implantación de plataformas ERP y MES avanzadas, proponemos la siguiente ruta de actuación:

 

El estado al finalizar esta fase, que debe ser realizada cuanto antes, es una fábrica digitalizada, es decir, toda la información (Negocio y Fabricación integrados) está disponible en formato digital. Estamos en este momento ante una Fábrica Digital.

 

A partir de aquí, se puede iniciar la siguiente fase. Convertir nuestra Fábrica Digital en una Fábrica Inteligente, es decir, utilizar los datos para la toma de decisiones. En el post de la próxima semana veremos cómo hacerlo, les esperamos!