Digital Twin Factory: Hoja de Ruta

La semana pasada abordamos como sería la implantación de tecnologías disruptivas en las fábricas poco o nada digitalizadas. Veamos hoy como aplicar las mismas a esas fábricas que están actualizadas tecnológicamente.

Fábricas digitalizadas

Supongamos ahora una fábrica con al menos el 80% de sus procesos digitalizados y con toma de decisiones de gestión mediante KPIs y análisis de tendencias, incluyendo mínimo: Planificación, tareas de calidad y mantenimiento. ¿Cuál es su hoja de ruta?

En primer lugar, cabe destacar que una compañía que se encuentre en esta situación tendrá la oportunidad de gestionar, controlar y optimizar sus procesos y ser más eficiente para competir mejor en el mercado.

Ahora bien, a medida que los datos se almacenan llega un momento en el que se han dado todos los casos combinados de todas las formas posibles (diferentes clientes y proveedores, productos y materias primas, turnos, personal, lotes, fallos de máquinas, variables de proceso, etc.)

Hemos entrado en Big Data. A partir de este momento la AI comienza a ser útil para la empresa. Esto no quiere decir que deba abandonarse el análisis ‘clásico’ de la información, si no que, la aplicación de técnicas AI permitirá extraer información muy valiosa, como patrones de comportamiento tácticos (corto plazo) y estratégicos (largo plazo) ‘escondidos’ en el gran volumen de datos.

La aplicación de técnicas Deep & Machine Learning conducen a la situación ideal deseada por cualquier compañía: Digital Twin Factory, fábrica virtual gemela, utilizando la información en tiempo real de los procesos combinada con los datos históricos.

Hasta ahora, existen pocas experiencias completas de Gemelo Digital en la industria, y menos en el sector alimentario, que cuenta con multitud de productos y procesos continuos combinados con procesos por lotes y preparación de recetas. Por tanto, una posible hoja de ruta que ASM sugiere es:

  1. Implantar un Gemelo Digital Básico. Es decir, que sea visual, informativo y navegable en tiempo real. Permitirá disponer de toda la fábrica y negocio en forma gráfica con todos los datos en tiempo real, productos, lotes por línea, controles, variables de proceso, personal en puesto, alarmas y mucho más. Además, navegable para llegar al más mínimo detalle útil y con estimación de cuando finalizará cada proceso en función de la planificación.

Una vez garantizada la calidad y fiabilidad de la información ya se puede avanzar hacia un simulador integral.

  1. Implantar un Gemelo Digital Avanzado. Todo lo anterior más la incorporación de un simulador interactivo de cualquier situación (what if), búsqueda automática de patrones, análisis predictivos y sugerencias de planificación, compras, ventas, etc. Fábrica Ideal.

Dada la situación de la mayoría de la industria queda un largo camino por recorrer.

Las empresas no tienen otra opción que acelerar el proceso de digitalización para avanzar hacia la fábrica inteligente.